Continua sonrisa nocturna

loldia3

“Quedó aún despierto largo rato, atento a los mil leves rumores del campo, que solo un oído muy ejercitado distingue del silencio.” L. Tolstoi

Subiendo la cuesta y pasando por el tercer arco, sonrisa eterna, máscara y disfraz. Escalones, cada vez más incómodos. Solo un oído muy ejercitado sabe escuchar.

Felices horas de la continua sonrisa nocturna.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.